Inicio

   Eventos      y Seminarios

Artículos Publicaciones

    Informes      de Prensa

Libros Cursos CD Interactivos Certificados Internacionales Contáctenos E.mail

Prevención del Crímen

Hipervínculos Enlaces

 

LA ODISEA DE UN CONTADOR PUBLICO QUE FIGURA

EN LA LISTA NEGRA DE LOS ESTADOS UNIDOS*

*Lista del Departamento del tesoro de los EE.UU. conocida también como la lista OFAC (los nombres de las personas y empresas han sido cambiados para proteger su verdadera identidad)

Por Danilo Lugo C., Ph.D.

Un profesional respetable, con titulo de Contador Público Certificado, y Auditor, presidente de su propia firma de Asesorías Contables y Auditorias, Asociado a otros colegas, en la ciudad de Cali Colombia. Un exitoso y respetado hombre de la comunidad, admirado por muchas personas y además un destacado miembro de la iglesia evangélica con un cargo ministerial. Casado con una mujer excepcional y padre de dos hijos, un joven adolescente y una hija a punto de graduarse de la universidad, con un brillante futuro, era sin duda una familia feliz. En su hogar siempre se hacía énfasis en la honradez, la moral y el respeto por la ley, además el temor a Dios con principios Cristianos. Pero el destino de esta ejemplar familia estaba a punto de cambiar radicalmente y convertirse en una pesadilla.

Viaje a los Estados Unidos
Su oficina de asesorías contables y auditorias, siempre estaba al tope de su capacidad y a menudo tenían que contratar contadores y auditores para poder cumplir sus compromisos empresariales, crecía a pasos agigantados y pronto se convirtió en una firma de gran prestigio, presidida por este dinámico y organizado contador. Paralelamente a sus funciones profesionales, tambien cumplía con sus deberes Cristianos en la iglesia y cada vez más se le daban múltiples responsabilidades de acuerdo a su cargo y jerarquia. Pronto se celebraría una convención internacional de su iglesia en los EE.UU. y por supuesto, él era uno de los invitados especiales de la delegacion de Sur América. Todo se preparó meticulosamente, la agenda pastoral, los informes de su congregación, y las intervenciones en los seminarios, conferencias y exposiciones, durante más de una semana en Orlando Florida.
El alto honor conferido para este hombre cristiano y ejecutivo de negocios, le enorgullecia a él y a los miembros de su familia, pero también, le acarreaba muchas responsabilidades y el tener que dejar sus negocios, por un tiempo mientras se ausentaba del país.
 

Por fin llegó el ansiado dia del viaje, la noche anterior se ultimaron todos los detalles, para no dejar, nada que fuera indispensable, boletos aéreos, pasaportes de él, su esposa e hijos, pues toda la familia viajaria, de hecho ya tenian la visa norteamericana múltiple y vigente por unos cuantos años, y anteriormente habian viajado a los Estados Unidos en vacaciones a Disney World, como la típica familia de clase media de algunos recursos económicos.

Llegaron al aeropuerto con más de tres horas de anticipación al vuelo internacional, puesto que él tenia que ayudar a los otros miembros de la delegación, en cuestiones de documentación y chequeo con la linea aérea. Todo perfecto! Era un día muy excepcional, además de la convención internacional de su iglesia, tambien se quedarían unos días, descansando en Miami, en unas merecidas vacaciones familiares.

El vuelo transcurrió normalmente, y todo era alegría y mucha expectativa, habia en el grupo, algunos que nunca habian viajado a los Estados Unidos y mucho menos en una delegación representativa de la iglesia, por eso el jefe de la delegación, era quien contestaba todas la preguntas y resolvia todas las situaciones.

Entrevista con el oficial de Inmigración
Al llegar al aeropuerto internacional de Miami, todo el grupo se hizo en la misma linea, para la inspección de inmigración, y el líder del grupo encabezaba esta linea, para servir de soporte al grupo en caso necesario. Fué el primero en presentar su pasaporte el de su esposa e hijos, el oficial de inmigración sin siquiera mirarlo a los ojos, le hizo las preguntas normales para ingresar a los EE.UU. -Cual es el propósito de su viaje a los Estados Unidos..? él en su precario inglés le contestó ..-Asistir a una convención internacional de nuestra iglesia-, -Cuanto tiempo piensa permanecer ud, y su familia en EE.UU...? -Unas dos semanas aproximadamente-, mientras tanto, el oficial estaba verificando en la computadora la información de la visa americana en un chequeo de rutina. De repente alzó la cabeza y le miró fijamente a los ojos, -Espere un minuto- Prendió una luz roja situada encima de la cabina de cristal del oficial, de inmediato vino otro oficial y le llevó a una oficina privada en compañía de su familia. Se trataba de una inspección diferida, es decir de una ampliación de la entrevista de admisibilidad, por un oficial de inmigración con rango de supervisor. Después de esperar unos interminables 20 o 25 minutos, el oficial regresó donde él en compañía de un interprete y le hizo más preguntas:

Cual es su profesión..? –Contador público y Auditor- replicó... ¿Trabaja usted para alguna empresa...? –Soy el presidente de una empresa de asesorias contables y auditoria en Colombia- .... ¿ Tiene usted una tarjeta de negocios...? –Si... de inmediato buscó en su billetera y le entrego su tarjeta de presentación.... El oficial de inmediato le exigió que le entregara la billetera y empezó a revisar todos los documentos y papeles que tenía dentro de ella. Encontró algunas direcciones y teléfonos de personas conocidas en los Estados Unidos, ¿Qué relación tienen estas personas con usted...? –Son amigos y hermanos de nuestra congregación-, ¿Trae usted algún encargo para alguien...? –No!-, Trae dinero en efectivo...? –Si-, cuanto..? -alrededor de $1.000.oo-, ¿Tiene familiares que viven en este país....? -No señor-.

Ya para este momento, el grupo de los delegados que venía con él ya había pasado Inmigración y Aduana y estaban esperando por el líder en la puerta de salida, con un comité de recepción que habia llegado desde Orlando, para recibirlos y trasladarlos a la sede de la convención, entre ellos un destacado lider internacional de la iglesia evangelica, de origen norteamericano. ¿Qué estará pasando con él...? preguntó un poco angustiado...!, la verdad que no sabemos!, hace ya más de una hora que está allí con su familia..!

¡Es usted un asesor del cartel de Cali..!
El interrogatorio seguía su curso... ¿ Conoce usted a los hermanos Rodriguez-Orejuela...? la pregunta sonó como una terrible sentencia! – No señor, nunca los he visto- ¿sabe usted quienes son ellos...? –Si señor por lo que he leido en las noticias-, en este momento sentía un vacio en su vientre y la sangre que se helaba dentro de sus venas, ¿Qué relación tiene usted con el cartel de Cali....? –Como...?- pregunto aterrorizado! –C...on el C..artel de... Cali...? -Si!- Replicó el oficial, en un tono firme y seguro, pero sin levantar la voz ¡Con el Cartel de la drogas de Cali...! el mismo!. Al otro lado de la oficina, donde se estaba llevando a cabo esta entrevista, su esposa, su hijo adolescente y su hija, oraban en silencio sin saber lo que estaba ocurriendo, pero presentian que no era nada bueno, puesto que llevaban más de dos horas en esta pesadilla, simplemente pensaban que el motivo era porque traían poco dinero y que no seria suficiente para unas dos semanas como habían dicho al momento de las preguntas con el primer inspector.

El representante de la congreación un norteamericano, que estaba esperando afuera con el grupo, al ver que no salia, decidió, entrar a inmigracion y preguntar por él. ¿ Podrían decirme que está pasando con el señor Pedro Perez(*)...? (su nombre ha sido cambiado para proteger su verdadera identidad) -¿Es usted su abogado...? ¡ fue la repuesta! -No, no soy abogado-, -Entonces no le podemos dar ninguna información...! ¿P..ero de que se trata..?, -Lo sentimos pero debe esperar que él se comunique con usted por telefono...!
En ese mismo instante, la esposa e hijos, fueron llamados por otro oficial, quien les estampó el sello de entrada a los Estados Unidos, en sus pasaportes y sin ninguna explicación, les indico que podian salir a recoger su equipaje. La hija, que hablaba algo de inglés que habia aprendido en su colegio, como pudo preguntó por su padre... ¿ Y mi papá ya salió..? –No señorita el se quedará acá un tiempo... esta bajo investigación!, ...en un español con acento caribeño. C....omo?, ...Si señorita, estamos esperando un informe del FBI, la DEA e INTERPOL de Washington, para verificar una información y dependiendo de esto, sabremos cual es su situación legal en los Estados Unidos.

La noticia cayó como un balde de agua fria, su esposa y el hijo, no podian creer lo que estaban oyendo... la hija entrecerró sus ojos y sintió que se desmayaba... pero sacó las pocas fuerzas que le quedaban y preguntó... ¿Porque...? –Tenemos fuertes indicios que su padre esta vinculado al cartel de las drogas de Cali!- (en aquel entonces el más poderoso del mundo). ¡Que! Oh No...! No puede ser...! Dios mio esto no puede ser verdad...! estallaron el lágrimas, se derrumbaba el mundo a sus pies!

¡El es un hombre Cristiano...! nunca ha hecho nada incorrecto! ¡debe ser una equivocación..! –El oficial un poco conmovido al ver esta escena, comentó. ¡Lo siento pero esa es la información que tenemos..! ¡Ustedes pueden entrar a los Estados Unidos y contratar a un abogado. -Por ahora no puedo darles mas información, por favor deben retirarse. Les invitó a salir y cerró la puerta tras ellos dejándoles en el más terrible desconcierto.

Al salir, despues de recoger el equipaje, se encontraron con la delegación de Colombia y los miembros del comité de recepción de la iglesia que habian venido desde Orlando a recogerles. ¡mi esposo esta detenido acusado de pertenecer al cartel de Cali...!. La noticia corrio como un reguero de polvora!.... Estaban allí hacia varias horas y la tensión y el desconcierto se apoderó de ellos, era sin duda una terrible equivocación, ¡no podia ser verdad!, ¡imposible!, ¡es injusto!, ¡será por lo que es colombiano!, ¡es una trampa!, ¡alguien debe haberlo señalado en el avión!. Eran las conjeturas a que todos llegaban en su desespero e impotencia, de ver a su líder en esta situación.
Sin saber a quien acudir, que hacer, si viajar de inmediato a Orlando, dejándole allí, esperar.... ó volver a insistir con Inmigración para tratar de ayudarle. La esposa e hijos, estaban inconsolables, era la primera vez en sus vidas que se veían abocados a una experiencia tan dramática y en otro país, sin apoyo de ninguna clase, sin saber el idioma y con poco dinero. De hecho era una pesadilla.

FBI, DEA, INTERPOL
¡Señor Perez...! -Necesitamos que usted coopere con nosotros y nos diga la verdad..!, preguntaron los investigadores, esta vez, Agentes Federales del FBI y la DEA, y también oficiales de INTERPOL. Usted tiene derecho a un abogado público, o a permanecer en silencio, pero si accede a contestar nuestras preguntas, trataremos de aclarar su situación, mas rápidamente. Si desea puede hacer una llamada telefónica y consultar con alguien de confianza. El pidió hablar con su esposa y con el representante de su congregación que había venido desde Orlando y a quien conocía desde hacia muchos años.
Todo esto le parecía un mal sueño... pero desafortunadamente era una terrible realidad, el sabia que no tenia nada que temer, pues nunca había actuado fuera de la ley, ni mucho menos había tenido relación alguna con gente del cartel de las drogas de Cali, como se le había dicho. Todo esto tenia que ser una equivocación y definitivamente se trataba de un homónimo alguien con el mismo nombre, pero con una vida muy diferente a la suya.
El mismo se daba confianza y seguridad, y oraba en silencio, esperando un milagro y que le dijeran que podia irse sin ningun problema, habia oido decir muchas veces, que esto pasaba a menudo y que luego se disculparían con el, abrigaba la esperanza que este fuera su caso.

Sueños de estudiante....
Estando absorto en sus pensamientos, se remontó a la época en que era un joven estudiante y había soñado muchas veces con venir a los Estados Unidos a probar fortuna, como miles de sus compatriotas, admiraba este país, y la justicia y el orden, tenia amigos que habían vivido un tiempo y regresado con una pequeña fortuna, también conocía las historias de muchos que regresaban deportados, dejando atrás, todos sus sueños frustrados y con deudas imposibles de pagar, además de las muchas noticias en los periódicos y la televisión sobre los colombianos presos en Estados Unidos, pagando sentencias de 20, 30 y hasta cadena perpetua por narcotráfico. Como hombre cristiano y líder de una congregación, muchas personas habían acudido a el para pedirle consejo y orientación, ó simplemente buscando apoyo moral y espiritual, pues tenían a alguien que sabían que no podría regresar por estar preso en EE.UU. ¡La sola idea lo horrorizó..!. ¡este podía ser su caso! ¿ Y si estaban equivocados y lo condenaban injustamente...? Sintió que le faltaban fuerzas y un nudo en el estómago.

¡Usted aparece en la lista negra...!
¡Mr. Perez!.....Mr. Perez! .... Escuche atentamente... Usted aparece en la lista de la computadora,(lista OFAC) como asesor del Cartel de Cali, hemos verificado toda la información y no hay duda, que se trata de la misma persona. Es usted contador publico, auditor, dirige su propia oficina de asesorias contables y auditorias, esta localizado en Cali, Colombia y coincide la dirección comercial....
Estas palabras sonaban a sus oídos como golpes contundentes, que significaban una sentencia.... estaba paralizado, estupefacto!. No podía creer lo que estaba oyendo.
Pero en el fondo también estaba la duda....¿ Y...si fuera como también había leído en los periódicos, que en los Estados Unidos, por el sólo hecho de ser Colombiano, lo consideraban culpable de ser narcotraficante...?. Sabía por comentarios de otras personas, que habían condenado a prisión a muchos inocentes, por tener amigos narcos, o simplemente por haber estado de visita en una casa, en el momento de un operativo de la DEA. También porque alguien bajo investigación, habia dado su nombre, diciendo que era su cómplice, para quitarse años de sentencia con información falsa. Y en muchos casos porque le habian tendido una trampa para involucrarlo en un delito que no habia cometido... Estos pensamientos que para él solo eran noticias y comentarios de otras personas, nunca se imaginó que pudieran de alguna forma afectarlo a él o a alguien de su familia. Estaban muy lejos de ser contaminados, llevaban una vida correcta y no tenian ninguna relación con gente que estuviera en este tipo de actividades.
¡Pero en este momento, era una realidad!. Estaba detenido bajo investigación, en un país extranjero, en los EE.UU. y con Agentes del FBI la DEA e INTERPOL, no era una película, ni una serie de televisión policíaca, ¡Era protagonista de su propia realidad!.

¡Tienen solo cinco minutos de visita!.
Su esposa se abalanzó desesperada en sus brazos, ...!Dime que es lo que está pasando!, ¡Como así que eres del Cartel de Cali!, sus dos hijos, contemplaban la escena, con los ojos inundados en lágrimas... El Líder norteamericano de la iglesia que había venido desde Orlando, se mostraba nervioso y no atinaba a decir palabra alguna, pareciera como si de alguna forma dudara de la integridad de su amigo y hermano espiritual. Era tan evidente todo, que no quedaba duda alguna que se trataba de un “pez gordo” del mundo oscuro del narcotráfico, según lo que estaba alrededor, Agentes de la DEA, del FBI y del departamento de Inmigración, recordaba las palabras del oficial cuando pregunto por él... “Es usted abogado...? ¡No podemos darle ninguna información!”.

¿Hermano que es lo que pasa...? –Dicen que mi nombre aparece en la computadora, como asesor del Cartel de Cali-, -Que todo coincide-, que soy el mismo, que no hay ninguna duda, verificaron mi dirección, mi teléfono, documentos de identidad y tienen una lista de otros nombres, incluso de personas que trabajan en mi oficina-.
¡Deben salir ahora!, ¡Se acabó el tiempo!.... ¡El señor Perez, debe quedarse con nosotros!. Todo esto era tan rápido que no tenían tiempo de asimilar, la verdadera dimensión de lo que estaba ocurriendo. ¡Hermano sigan para la convención que yo me comunico con ustedes en cuanto pueda.!.. atinó a decir cuando sintió que la puerta se cerraba delante de sus ojos. Quedaba la imagen de su familia destrozada saliendo de esa oficina, que era una cámara de tortura.

-Hermana Perez, considero que lo mejor es que ustedes permanezcan aquí en Miami, por si acaso él necesita algo, haré los arreglos necesarios para que una familia de la iglesia local les de alojamiento- -Como usted comprenderá yo debo llegar a Orlando hoy mismo con la delegación y está prácticamente amaneciendo- Era evidente que estaba disgustado y lucia desconcertado. Las horas habían transcurrido velozmente y el grupo de viajeros estaba impaciente y devastado.

La ¡“lista negra norteamericana”!!!!.... Había oído hablar de esa lista, incluso hasta recordaba alguna vez haber leído un articulo periodístico sobre ese mismo tema, pero que no le había dado importancia, pues nunca estuvo en riesgo ni tenia vínculos de ninguna clase con carteles de la droga. Pero... De repente recordó haber visto algunos nombres de empresas a quien su oficina había asesorado...! ¡¿qué!! Si era cierto! Su oficina habia llevado contabilidades y auditorías a algunas de de esas firmas!

Un gran negocio con “Inversiones la Cabaña”
La secretaria privada del señor Perez, entró precipitadamente a su oficina, ¡ Sr. Perez!, por fin! -Nos llamaron de “Inversiones la Cabaña”, necesitan de nuestros servicios de Contabilidad y Auditoria, y estan solicitando una cita con Ud. ¿qué les digo?,-. -Pues no los haga esperar, ¡esta misma tarde estoy disponible para atenderlos!. Efectivamente alrededor de las tres de la tarde, llegaron a su oficina tres ejecutivos muy bien vestidos de traje y corbata. -¡Sr. Perez! Mucho gusto, tenemos excelentes referencias de su oficina y nos gustaría que nos ayudara con su experiencia-. –Claro que si!- , que tipo de empresa tienen ustedes? –Somos un grupo de Inversión en diferentes áreas, estamos en la rama de la Construcción, Farmacia, Producción Industrial, Hotelería y Turismo y hasta tenemos acciones en una Línea Aérea-.
Muy bien! .... y cuando podemos tener algunos datos más concretos de sus empresas?. –esta misma tarde-, -Tenemos una reunión con la junta directiva y nos gustaria que nos acompañara, para hacer la presentación y concretar las condiciones- Como a las 5 pm esta bien? -Claro que si! alli estaremos-

De inmediato la oficina se transformo en un verdadero caos, se trataba de la empresa de inversiones de mayor crecimiento en el área y significaba mucho tenerla como cliente. Se hizo una reunión con los demás asociados para tener un propuesta que fuera lo mas rentable para todos, pues ello sería una expansión y habría que contratar los servicios de otros profesionales. tenían escasamente una hora para poder delinear un plan de acción.

Como era costumbre, siempre serían cautelosos en no adquirir compromisos que a la larga no pudieran cumplir o que no tuvieran éxito económico, este no era el caso pues estaban seguros que había mucho dinero de por medio. En Un país que tiene uno de los sistemas legislativos más complicados de América Latina en cuanto al registro de firmas, sistemas contables, impuestos, documentologia y tramitologia, no es fácil el ejercicio profesional, son cientos las regulaciones y códigos que cambian rápidamente, para estar actualizado hay que tener educación y preparación continuada. Por eso habría que estar muy bien preparado para poder presentar un buen plan de trabajo que fuera lo más ajustado a la realidad y rentable para todos, además que fuera flexible y renovable periódicamente de acuerdo a las necesidades de ambas partes. Se trataba entonces de un gran contrato con mucho futuro.

Unas oficinas súper lujosas en un rascacielos de Cali
En menos de 2 horas estaban allí, el presidente y los asociados, de la firma de contadores y auditores. Todos expertos contables en diferentes especialidades, Derecho Tributario, Finanzas, Economía, Costos, Etc. Etc. No habría falla, tenían el mejor equipo de la ciudad y una credibilidad impecable.

Unas oficinas de súper lujo, en uno de los rascacielos de la ciudad de Cali, (Ciudad, localizada en el Valle del Cauca, a unos 300 kilometros al suroeste de la Capital de Colombia Bogota) con una vista maravillosa sobre los cerros que bordean la ciudad, el de Cristo Rey y las Tres Cruces, la vista panorámica de la ciudad se abría a sus pies, dando la sensación de estar flotando en el aire. Los pisos de Mármol cuidadosamente pulidos, las paredes enchapadas en maderas preciosas, cedro, caoba, todo parecía como un palacio, decorado con jarrones chinos, lámparas de cristal cortado y pinturas originales de Botero, quizás un poco extravagante, pero de muy buen gusto. –Señores!, Bienvenidos, estamos en junta directiva y pendientes de su presentación-. –Gracias!, -Si, efectivamente, estamos a sus ordenes-. –Pero primero nos gustaría saber mas detalles de sus empresas e inversiones-. –Claro, acá el Sr. Fernández es nuestro contador general y el tiene todos los detalles-. –Somos un grupo de inversionistas, con acciones en diferentes empresas, igualmente estamos en ramo de la importación y exportación, por lo tanto tenemos algunos intereses en el exterior-. –De esto se trata nuestro negocio, y por eso necesitamos de sus servicios, que nos diseñen un plan contable y un sistema efectivo de control, además de una auditoria externa, esto incluye que algunos de sus ejecutivos tendrían que viajar al exterior y apersonarse de nuestros negocios, en las islas Caimán, Jamaica, Uruguay y Miami-. -¡Que les parece...?. –Suena Interesante, pero ... eso indica que tendríamos que revisar nuestra propuesta-. –No se preocupen que todo se arreglará, por los viáticos y gastos de transporte y alojamiento de sus ejecutivos, nosotros cubriremos absolutamente todo-. -Esta bien, de eso se trata-.

Se firmó un contrato a término de un año para la contabilidad, y otro aparte para la auditoria general, con muy buenas condiciones.
De inmediato se contrató un equipo de contadores para que comenzaran a trabajar en las múltiples empresas. Deberían reportarse cada semana para un análisis de evaluación y control. Las primeras semanas siempre era lo mismo. –Estamos organizando todo, es un verdadero caos, no hay registros de nada, todo lo llevan como si fuera una tienda de familia-. –Tenemos que empezar desde el principio, a tratar de armar una contabilidad con solo información y algunos documentos-. –Estamos haciendo el papel de auxiliares de contabilidad-.

Fueron pasando las semanas y los meses y aún no se perfilaba un informe general, pues faltaba mucha información vital, los encargados de los departamentos y algunos de los empleados se mostraban renuentes a dar información, sobre dineros, activos y pasivos, mucho menos de las cuentas en el exterior. Todo era difícil. Pero se acercaba la fecha inminente de presentar la declaración de impuestos. Por supuesto no estaban preparados!.

Reunión extraordinaria de emergencia... -Consideramos que tenemos muchos problemas, pues no tenemos toda la documentación que necesitamos para actualizar la contabilidad-. –que podemos hacer?-. –Pues muy sencillo! No podemos seguir trabajando en esas condiciones-. –Estamos de acuerdo!-. -No es posible seguir con ese contrato-. –OK, de inmediato nos reuniremos con la junta directiva de “Inversiones la Cabaña” y le comunicaremos la situación-.

No podemos continuar con nuestro trabajo...
-Señores....., lamentamos mucho, no poder continuar con el contrato de contabilidad y auditoria, en vista de las dificultades para obtener información y documentos para los correspondientes registros y balances de las figuras contables, y ya casi tendríamos que presentar la declaración de impuestos-.
El señor Fernández, escuchaba atentamente en silencio. En la junta directiva solo había tres personas, muy distinto a la reunión inicial cuando asistieron mas de 20. –Ese es el único problema?- -Si señor!, le parece poco...?- Me imagino que ustedes como contadores, saben que siempre existe ese problema en todas las empresas, pero es obvio que sabrán como resolverlo!-. –A nosotros lo único que nos interesa, es que ustedes firmen los libros y las declaraciones, para presentar los impuestos, no importa cuanto haya que pagar de tributación, eso es lo de menos!-. -Sr. Fernández, usted sabe que no podemos hacer eso sin una contabilidad al día-. -Por favor no me diga eso, si todos sabemos, que es fácil resolverlo, simplemente, dígale a sus contadores, que preparen los documentos y nosotros les reconoceremos una bonificación extraordinaria, además a ustedes les entregaremos un bono especial en efectivo.
Era tan común este ofrecimiento en casi todas las empresas que ya estaban acostumbrados a escuchar y lo tomaban quizás como si fuera una broma. “Tranquilo que esto lo podemos arreglar”, “Solo necesitamos que nos firme el balance”. “Ponga el precio que quiera”. “Por favor! Sólo por esta vez...”

-No creo que podamos ayudarlos-. Manifestó el Sr. Pérez, Gerente general de la firma de Contadores y Auditores. –Está bien! No hay problema... eso quiere decir que dan por terminado su contrato...?-. –Si Señor Fernández, lo sentimos mucho, pero... lamentablemente no están dadas las condiciones para poder hacer nuestro trabajo!-.

Trato entre amigos....
Para sorpresa del Sr. Pérez, el interlocutor, no puso ninguna objeción, y en una forma por demás agradable, les invito a salir, sin exigir devolución del dinero que habían dado como anticipo a su trabajo, que sobradamente cubría todos los gastos hasta la fecha y aún había un balance a favor de ellos. Fácilmente podían cobrar una indemnización, o hasta demandarlos por incumplimiento de contrato. –Sr. Pérez, no se preocupe que yo, como contador que soy, le comprendo, y acepto sus razones, se que es muy difícil, cuando no hay todos los documentos al momento, pero es que usted sabe que dependemos mucho de empleados ineptos, que no entienden eso de contabilidad-. –No se preocupe, por nosotros, ya veremos como nos arreglamos, y en cuanto al dinero que nosotros le hemos girado, tampoco hay problema, ustedes han tenido un buen trato para con nosotros y han sido muy profesionales y esto queda como un trato entre amigos-.

Al salir sintieron un gran alivio, como estaban las cosas no era para desperdiciar un contrato así, pero también sabían que las cosas no estaban muy claras allí.

Posteriormente, y con el paso del tiempo, se dieron cuenta que algunos de los contadores que ellos habían contratado para poder cumplir con las exigencias de “Inversiones la Cabaña” y que al terminar el contrato, habían igualmente aceptado trabajar directamente para este grupo de inversionistas.

Esto a la vista de cualquier persona sonaba muy razonable, estos contadores no tenían un contrato de fidelidad, ni una cláusula en su contrato que les impidiera seguir trabajando con estas empresas. Eran Contadores Independientes, libres de trabajar para quien solicitara sus servicios, quizás debieron informarlo, pero tampoco estaban obligados. Con el paso del tiempo sólo fue una experiencia y todo volvió a la normalidad en la oficina de Contadores y Auditores presidida por el Lic. Pérez.

Absorto en sus pensamientos, todo pasaba rápidamente por su mente, no podía creerlo!, habían pasado varias semanas. ¡Estaba recluido en el centro de detención Federal!. Aún no se le habían establecido los cargos en su contra, esperaba una segunda audiencia con un Juez Federal, para confirmación de cargos y que le fuera asignado un abogado público. En la primera Audiencia, sólo se le había notificado que estaba bajo investigación Federal, por sospecha de lavado de dinero y de ser miembro del “Cartel de Cali”.

¡Declárese culpable...! ¡No tiene alternativa! Si va a juicio se enfrenta a una condena de por lo menos 35 años en Prisión...!
Un Abogado que fue a verlo al Centro de Detención Federal, y que por este solo hecho de visitarlo “sin Compromiso” le cobró a su esposa $1.500.oo, dinero que consiguió en préstamo de los hermanos de la iglesia, lo único que hizo fue, crearle un sentimiento de culpa, “-Para poder tomar su caso y representarlo en corte, me tiene que adelantar $10.000.oo, de unos 20.000.oo que serían mis honorarios, su caso es muy grave, y según lo que puedo vislumbrar usted podría encarar una sentencia de no menos de 30 a 35 años, sin derecho a Fianza, por ser extranjero, y además todo lo condena, el hecho de ser colombiano es un agravante, ningún jurado podría absolverlo, pues hay cierta animadversión en contra de los latinos.....”. –Lo mejor sería que usted se declarara culpable a cambio de una negociación con la Fiscalía Federal, para que los cargos sean menos severos y así la sentencia sea reducida...”- Al gobierno Americano lo único que le interesa, es terminar cuanto antes un caso y cerrarlo, pero cuando tienen que ir a juicio, ellos (La Fiscalía), tienen que prepararse para acusarlo y hacen todo lo posible por hundirlo delante del jurado, es muy dificil ganar un caso en contra del gobierno...”-
Las palabras caían como dagas en su pecho...!. ¡Estaba derrotado!. ¡si era cierto, lo que decían....! que en Estados Unidos, le “montaban un caso a cualquiera...” “que no había forma de probar su inocencia” y mucho menos que no tendría una oportunidad de una “defensa justa”, pues sin dinero nada podría hacer.
Sus hijos, habían regresado a su natal Colombia, su esposa, sin dinero viviendo de la caridad cristiana de sus hermanos de la iglesia y visitándolo, solo a través de un vidrio, en un pequeño cubículo durante unos cuantos minutos, una vez cada 15 dias.
Sus amigos “desaparecieron como por arte de magia”. Ninguno de ellos quería que lo relacionaran con él. Era como si hubiese contraído una enfermedad infecto-contagiosa. Incluso los funcionarios de su iglesia, hasta su amigo norteamericano, tampoco hicieron nada por ayudarlo, una o dos llamadas telefónicas a su esposa, a preguntar si había salido, pero nunca le ofrecieron ayuda para un abogado, ni económica y mucho menos moral o espiritual.

La rutina diaria
Los dias pasaban lentos, con una rutina interminable, estaba asignado a una unidad de internos en proceso de juicio, que aún no habían sido sentenciados. El tema obligado era su propio caso. Cada uno de ellos, contaba su propia versión y por supuesto todos estaban allí “por equivocación”, siendo “inocentes” y por una “injusticia” Según ellos.
El día comenzaba a las seis de la mañana, con el “Head Count” (conteo en sus celdas) la primera de varias al día y hasta en la medianoche, la celda era cómoda, estaba dentro de un edificio de dos plantes con 150 celdas más, era uno de los 10 que componen el complejo del Centro Federal Metropolitano. En el centro de la unidad estaba una área común en donde podía compartir con otros internos y ver televisión había unas cuantas mesas para conversar y quizás algún juego para recrearse. Pero no había tiempo, a las 06:30 tenia que estar listo para ir hacia el comedor localizado en otro edificio, tomar el desayuno y de inmediato a clases de ingles y de validación de bachillerato, para los que aun no habían terminado su escuela superior, esto programas educativos eran un aliciente, de lo contrario debía permanecer en la unidad sin poder salir a las áreas comunes. Como las 11:00 de nuevo al comedor para tomar el almuerzo, y luego unas dos horas de recreación en el área verde, donde podía caminar, en medio de pequeños y bien cuidados jardines, o ir al gimnasio a hacer ejercicio, o simplemente conversar con otros internos, vio como su vocación pastoral salía a flote, de pronto se vio apoyando a otros en las mismas condiciones y dándoles fuerza moral y espiritual, entendió que ésta era un oportunidad para desarrollar un ministerio. A las 3PM, todos los internos debían estar en sus celdas para el segundo conteo. Cada unidad tenia horarios diferentes para que todos los internos tuvieran la misma oportunidad de salir a tomar el sol, solo tenia contacto con los internos de su misma unidad alrededor de 180, pero sabia que habían mas de 2500 en este centro Federal, incluso había oído que el General Noriega estaba sirviendo su sentencia allí mismo. Después del conteo, podía ir a la Biblioteca, era su programa favorito, allí podía consultar muchos libros, en su precario ingles, podía leer y entretenerse. También había algunos libros en español. A Las 6PM de nuevo la comida y a las unidades, esta vez no podían salir sino al centro de la unidad para ver televisión y compartir un poco hasta las 9PM, hora en que todos los internos debían estar en sus celdas para el ultimo conteo del día. Así transcurrían las horas, todos los dias lo mismo, simplemente lo único que cambiaba era el menú de la cocina, sabia que los lunes era pasta.... los martes... pollo frito... los miércoles...... etc. etc.

Un Abogado Público, asignado por la Corte
El -Defensor Publico-, asignado por la corte, se hizo presente en el centro Federal, donde estaba detenido el Sr., Pérez. –Soy su abogado- -Podemos hablar?-.(Este, por suerte hablaba español, era de origen latino, caso muy común en el sur de la Florida). –Si doctor-. Contestó sorprendido el Sr. Pérez, estaba desconcertado, no había contratado a ningún abogado, y el anterior, lo único que le había propuesto era declararse culpable. No tenia confianza en nadie, por eso estaba a la defensiva. –Soy el defensor publico asignado por la corte, mis honorarios los paga el gobierno. Usted tiene derecho a un abogado y ese soy yo-. –Entiendo doctor gracias por venir-. –Estuve leyendo cuidadosamente las alegaciones del gobierno en contra suya, y sinceramente Sr., Pérez, si situación es muy delicada-. –La Fiscalía Federal, considera que usted es Socio del Cartel de Cali, pues su nombre y el de otros asociados suyos, aparecen en la lista negra del Departamento del Tesoro, oficiada al Departamento de Justicia y la INTERPOL-. –Los Servicios de Inteligencia del FBI, la DEA y la Aduana de los Estados Unidos, están a la cacería de personas que figuran en esa lista, porque consideran que están involucrados en el Crimen Internacional Organizado, Lavado de Dinero y Activos, Confabulación y Conspiración para el trasiego de substancias Psicotrópicas-. –Es decir, Sr. Pérez, la verdad que su caso es muy complejo-. –Doctor, la verdad que me deja usted muy sorprendido con todo esto-. –Nunca pensé que me fuera a ver en esta situación, soy una persona de bien, trabajador, honesto, padre de familia, y además soy miembro activo de una iglesia cristiana con un ministerio activo-. –Le creo Sr. Pérez!, Pero lamentablemente usted es una de tantas personas que de alguna forma se ven envueltas en una situación legal, sin saber exactamente cuando y como-. –Por este motivo, hay mucha gente presa en diferentes países, no solo en los Estados Unidos, pues desafortunadamente, estos casos tienen jurisdicción Internacional-. –Yo le creo, pero otra cosa, es probar su inocencia en Corte-. -Más cuando usted es acusado de ser la cabeza de una organización que presta servicios a “empresas fachada”-. -Como así...?! -. -Si Señor Pérez! Es la verdad, la Fiscalia Federal tiene cintas grabadas, videos y pruebas como la existencia de un contrato firmado por usted con “Inversiones la Cabaña”, para asesorarlos en Contabilidad y Auditorias-. –Estas evidencias y documentos, fueron obtenidos mediante ordenes judiciales, y también por informantes infiltrados en esas empresas, igualmente en diferentes allanamientos de estas empresas y la confiscación de sus propiedades-. –Además, algunos de sus empleados Contadores Públicos, al servicio de su firma, fueron arrestados, en Colombia, por firmar documentos fraudulentos, ocultar información, falsedad y evasión de Impuestos-. -Yo puedo explicar todo esto, estos contadores ya no trabajaban para nosotros!, Ellos estaban trabajando por su cuenta!, Además, nosotros terminamos el contrato, antes de incurrir en alguna irregularidad-. –Es decir que usted está conciente que todo esto es verdad...?- -Que usted si firmó un contrato y recibió dineros de estas empresas...?-. –Me dice usted que terminó el contrato, antes de que fecha...?. –Fue antes de que se presentaran las declaraciones de impuestos, que ellos estaban proponiéndonos que “arregláramos de cualquier forma” los documentos para poder hacer los balances finales-. -Me reuní con ellos y les notifique nuestra posición, ¡que bajo ningún punto haríamos nada fuera de lo correcto!-. –Que a partir de ese momento quedaba anulado nuestro contrato-.
-Tiene usted copias de las cartas que envió a -Inversiones la cabaña-, notificándoles la anulación del contrato...?-. –No señor todo fue verbalmente... en persona!-, -Anuló usted los contratos con los Contadores que prestaban los servicios para su firma y que luego fueron empleados por “Inversiones la Cabaña”?-. –Les notificamos en una reunión en nuestra oficina, y todos estuvieron de acuerdo, pues ya tenían una oferta directa de ellos, de lo contrario había que pagarles una indemnización, por cancelación de contrato-. –Es decir Sr. Pérez que para efectos legales... nunca hubo una anulación del contrato, con “Inversiones la Cabaña” y con sus Contadores y Auditores-.
-Pues.. para ser honestos... todo quedó ente amigos... como me dijo el Sr. Fernández!-. –Tiene usted un numero de registro, o una tarjeta profesional en su país, para el ejercicio de Contador y Auditor?-. -Si señor-. –Esta usted Colegiado?, Pertenece a alguna asociación profesional? de Auditores o Contadores públicos?- -Si así es...!-. –Notificó usted por escrito, todo lo relacionado con “Inversiones la Cabaña”.- -No!, ... todo quedó en nuestra oficina, como un asunto interno-.

¡Estaba atrapado en una maraña legal..!
Con estas preguntas y respuestas, cayó en la cuenta de los múltiples errores que había cometido, por la inexperiencia o quizás por la confianza. Sabia que con esto, estaba atrapado en una maraña legal, y que era muy dificil probar lo contrario, sintió un pequeño malestar en el estomago, como si los intestinos se le estuvieran anudando, un sabor metálico en su boca, y unas cuantas contracciones le anunciaban un inminente deseo de vomitar. Se contuvo en silencio... como tratando de recopilar información y encontrar una solución salvadora. En el fondo deseaba que esto fuera un sueño... una pesadilla! ¡Solo un milagro lo salvaría!, Pues al parecer todo estaba en su contra!.

El abogado público, lo miraba en silencio, comprendiendo todo lo que estaba pasando por la mente de su interlocutor... pasaron unos cuantos minutos que fueron interminables. –Bueno Señor Pérez, debo irme ahora, si desea que sea su abogado en corte, debe firmar estos documentos, dándome poder legal para representarlo. Pero... no le puedo garantizar nada...! –Esta bien doctor, como usted diga, lo único que me queda es la voluntad de Dios-.

Los 45 minutos que duró la entrevista con el abogado público, marcaron para siempre el resto de su vida. Salió lentamente del cuarto asignado para la entrevista con lo abogados. Ya la percepción de su caso era más contundente, ¡estaba perdido!, ¡Todo indicaba que pasaría mucho tiempo encarcelado en Estados Unidos, se había perdido para siempre todo lo que había construido, su hogar, sus hijos, su empresa, sus amigos, ¡todo...!
Y lo peor de todo era que sabia que era inocente!, Simplemente estaba envuelto en una situación, cuya magnitud apenas entendía. Venía a su mente una vorágine de pensamientos mezclados con recuerdos del pasado mientras era conducido de nuevo a su celda. Era como si estuviera haciendo un balance
Procesando mentalmente toda la información, como si en el fondo estuviera buscando una solución desesperada, algo que fuera su tabla de salvación. ¡Pero que?!.... Ya sabiendo como estaban las cosas reflexionaba sobre lo de “Inversiones la Cabaña”, ¡Donde falló?!, Que debía haber hecho?, Como retroceder el tiempo y no haber conocido esa gente...?, Cómo debía haberse protegido?, Porque no había anulado los contratos temporales, uno por uno, a cada Contador contratado?, Porque no les había advertido del riesgo, de trabajar en un consorcio de empresas, que estaba en un caos organizacional?, Porque no había previsto, que alguno de ellos o quizás varios, si se prestarían a “arreglar como sea” los balances y documentos contables a cambio de dinero, según había captado en la entrevista con el abogado..? Porque no había enviado un documento escrito señalando punto por punto, cada una de las razones para terminar el contrato con “Inversiones la Cabaña”, y posteriormente enviado copia confidencial su Asociación de Contadores o por lo menos haber pedido asesoria sobre lo que hacer en estos casos? Debía haberlos denunciado penalmente? ¡No tenia prueba que estuvieran haciendo nada ilegal!, ¡Sería como detonar una bomba y poner su vida en peligro!.

¡Un derrumbe total...!
Esa noche y todas las subsiguientes, no pudo conciliar el sueño, su cabeza estaba siempre a punto de estallar, con un remolino de emociones encontradas que se reflejaban en su estado de animo, empezó a perder peso, a perder el cabello, dolores y contracciones musculares, estados depresivos severos, irritabilidad, ya ni siquiera sentía ilusión por las visitas de su esposa, que constante y abnegadamente lo apoyaba, pese a que si situación no era nada fácil. Su permiso de estadía de turista se había vencido, encaraba a cada instante incluso en la misma visita al Centro Federal una inminente deportación, pero sin embargo se arriesgaba. Había conseguido a través de amistades de la iglesia, pequeños trabajos de limpieza de apartamentos, cuidado de niños, y con este poco dinero, subsistía en los Estados Unidos y le enviaba a sus hijos en Colombia, que habían tenido que mudarse con su abuela, pues para poder pagar los dineros que había prestado, tuvo que ordenar que entregaran la casa y los muebles dejarlos en un deposito.

La desgracia no sólo se concentraba en él, también había afectado a su esposa, sus dos hijos, toda su familia. Sus amistades, que algunos amigos le habían escrito notas de solidaridad al comienzo, pero ninguno de ellos, ¡Ni uno solo! Había ofrecido ayudar a su familia, que tenia tantas necesidades. Su firma de asesorias contables, también había colapsado, al saberse por medio de los periódicos locales que su presidente estaba preso en los Estados Unidos y que sus socios estaban bajo investigación, sus clientes cancelaron sus contratos, y hubo hasta que despedir a los empleados, ¡Un derrumbe total!.

Traslado a la Corte Federal
A las 3 de la mañana, el guardia de seguridad, le puso las esposas en las manos y una cadena de unos 30cm entre los tobillos, que solo le permitía caminar paso a paso y muy despacio, fue llevado a una unidad especial, en donde otros internos esperaban su traslado a la Corte, vestía su uniforme de color kaki, zapatos tenis Su tarjeta de identificación, con su foto numero y datos de la unidad a la cual estaba asignado, colgaba de su cuello con una pequeña cadenita y caía sobre su pecho, todos lucían igual, era como una caravana de condenados a muerte... el mutismo era evidente, entre el sueño abruptamente interrumpido y la ansiedad que producía ir a la Corte para definir su futuro, las emociones en cada uno eran diferentes. Unos renegaban y maldecían, otros lloraban, y otros más permanecían en silencio!

Algunos iban a escuchar su sentencia pues ya habían sido declarados culpables. Otros a Juicio con Jurado, y otros más, como era su caso a una vista preliminar de confirmación de cargos. A las 05:00 llegó el autobús que los conduciría al centro de la ciudad de Miami, donde esta la Corte Federal, los oficiales Federales de la división del “Marshall”, que son los únicos encargados de los traslados, los sometieron a una rigurosa requisa, y uno por uno fueron llevados al autobús. El vehículo estaba estacionado en un área rodeada por una malla metálica doble línea, con un espacio de unos tres metros en el medio, con bordes de acero que terminaban en forma de espiral con puntas cortantes como cuchillas de afeitar, algunos internos comentaron que estaban electrificadas. Guardias de la Prisión fuertemente armados, con armas de largo alcance, vigilaban constantemente, y unos potentes reflectores, situados en unas torres aledañas iluminaban el sector con luz día, esta escena como de un campo de concentración alemán que solo había visto en las películas. Lentamente subió al autobús ayudado por uno de los oficiales, era dificil por la cadena que tenia en los tobillos, el Interior del vehículo era como una jaula, las ventanas estaban cubiertas con una rejilla de hierro, y la parte delantera tenia una división para el conductor y los guardias, fue a sentarse en un banca de latón, como todas las hileras, para unas 40 personas, allí fue esposado y asegurado a su asiento. El trayecto tomó unos 55 minutos, mientras amanecía. Por los diminutos espacios entre la rejilla de las ventanas, vio el esplendoroso sol de la Florida. El Autobús iba precedido de dos patrullas Federales y una en la parte de atrás lo seguía, sin permitir la interferencia del trafico, que a esa hora empezaba a fluir con la gente para sus trabajos. Añoró la libertad, envidiaba a todos los conductores de los vehículos en la autopista, imaginaba como serian sus familias, y los felices que eran, de tener algo que el no tenia ¡libertad!, en ese momento sintió como sus ojos se anegaban de lágrimas, pero se contuvo, no podía dar rienda suelta a sus emociones, como lo hacia en silencio durante las largas noches de esos interminables meses de cautiverio.

Frente al Juez Federal
All Raise...! The Judge presiding this Court...! Estaba en la Corte Federal del distrito sur de los Estados Unidos, una imponente Sala decoraba en madera, con un impresionante sello circular al frente, con un letrero en Ingles, era como una águila con las alas extendidas y alrededor decía: United States of América, Federal Court Souhtern District, lucia como si fuera de bronce en alto relieve. El Juez estaba sentado como en una especie de mesa tipo mostrador, en la parte superior exactamente debajo del sello, esta parte era mucho mas alta que el resto de la sala, había dos letreros que decían: Equal Justice Under Law (Igualdad y Justicia bajo la Ley) y el otro: in God we Trust (En Dios confiamos). Y al lado derecho del juez, la bandera de los Estados Unidos, en un asta doraba rematada con un águila en la parte superior.

Case Number 3456-866 004! Mr. John Doe! Stand up and Raise your right hand …! !Do You swear to tell the truth and no more than the truth ? so help me God…! Yes I, do..! Así continuaron varios casos, en el poco ingles que medio entendía se dio cuenta que en este primer caso, el acusado se declaró inocente y se le fijó una fianza de un millón de dólares para poder salir libre mientras se le celebraba el juicio con jurado, parece que era un caso muy grave por lo que pudo captar. El siguiente caso era de un conocido de su misma unidad, lo sentenciaron a 25 años, por conspiración y venta de drogas. ¡Estaba con el corazón en la boca...! no podía dejar de pensar y pensar... el Juez declaró un receso de 10 minutos, y fueron llevados a una sala contigua, aprovechó para pedir permiso para entrar al baño, un guardia lo acompañó, y allí frente al espejo se miró fijamente, se dio cuenta lo deteriorado que estaba, pálido y demacrado. Tomó un poco de agua se mojó la cara y volvió a salir.
De nuevo en la sala de la Corte, fueron llamando a uno por uno y él en esa espera tensa y larga, no lo llamaban. No se trataba de un juicio, sino de casos que ya habían sido previamente juzgados o preliminares, por eso el juez no tomaba mucho tiempo.
¡Pedro Pérez..! voceó el secretario de la corte. En ese instante sintió como un vahído, como si las piernas no le respondieran, se dio cuenta en ese mismo instante que alguien le ayudó a ponerse en pie, miró a su lado y era su abogado defensor público. Stand up and Raise your right hand …! De pié y levante su mano derecha! Escucho en idioma español que un traductor de la corte le decía por medio de un audífono en su oído. ... Do You swear to tell the truth and no more than the truth ? Usted jura decir, la verdad y solamente la verdad? so help me God…! Ayúdame Dios mío! ¡Si!. Juro. El abogado le dio una palmadita en el hombro y le susurró en el oído ¡permanezca tranquilo!
La Fiscalia presentó los cargos, en su contra, lo describió como “Un pez gordo del cartel de Cali”, un asesor contable para el lavado de dinero, con una empresa dedicada al servicio del narcotráfico y jefe de un grupo de contadores que asesoraban diferentes grupos de inversionistas del crimen internacional organizado.
Mientras escuchaba todas estas acusaciones sintió como el mundo se desvanecía a sus pies.. ¡no era posible tanta mentira, de donde habían sacado todo esto! ¡como estos fiscales sabían quien era realmente él, porque no decían que era un hombre Cristiano, dedicado a su familia, que había caído ingenuamente en una trampa, que solo había tratado de hacer las cosas bien! ¡que jamás había tenido intención de hacer daño! Y mucho menos había tenido contacto con los carteles de la droga! ¡eran puros papeles, información que estaba en la computadora!. ¡Donde estaba la Justicia!
El Juez, un hombre de algunos 65 años, escuchaba atentamente las alegaciones de la Fiscalia... mientras leía unos documentos que tenia en su mesa... previamente los jueces estudian los casos en su oficina, los mismos casos que van a tener en la Corte al día siguiente. Todo lo que decían los Fiscales estaba previamente escrito, igualmente las declaraciones del Abogado de la defensa y el interrogatorio del acusado. Era simplemente una Audiencia para confirmación de cargos. No era un Juicio, aquí solamente se definiría la posición del gobierno, en cuanto a la situación del acusado.

El Abogado hizo una amplia declaración a favor de su defendido, hablo de sus cualidades y virtudes, de la ingenuidad y la ignorancia de la ley, de un extranjero que viene a los Estados Unidos sin saber que figuraba en una lista negra. De un padre de familia preocupado por su esposa e hijos y de un siervo de Dios al servicio de su iglesia. ¡No tenia más argumentos!

El Juez miraba fijamente al acusado, como tratando de encontrar en este hombre todas esas cualidades y virtudes descritas por su abogado...
Mr. Pérez! Do you have something to say about all this...? Sr. Pérez, tiene usted algo que decir en cuanto a todo esto...? Do you understand, why you are here in this Court...? Usted entiende perfectamente porque esta usted en esta corte…?
¡Si!. Honorable Juez... lo único que tengo que decir es que soy Inocente y que no puedo entender plenamente porque estoy siendo acusado, por algo que no he hecho!... y que confío en Dios primeramente, y luego en su sabiduría, para que pueda decidir mi vida en esta Corte! ¡Es todo, Gracias...!
¡Why did you come to United States...? Porque vino usted a los Estados Unidos..?. Para asistir a una convención de mi Iglesia en Orlando. ¡There is any member of your congregation in this Court...? Hay alguien de su congregación en esta corte..? ¡No sé, señor Juez! De repente alguien levantó su mano en la sala, y el juez ordenó que viniera adelante... Who are you..? ¿Quién es usted? Soy la Esposa del señor Pérez... Sr., Juez y le ruego clemencia para con él....
El Juez Declaro un breve receso... y llamo a su estrado a los fiscales y al abogado de la defensa... discutieron en voz baja, imperceptible para poder entender...
¡15 minutes! Tiempo de receso... el Juez se retiró de la sala, y el acusado fue llevado de nuevo a una pequeña sala contigua a la Corte, allí estaban otros compañeros esperando su momento en la corte... -Como te fue? -Aun no se!- -Todo es tan confuso, que uno no sabe ni siquiera lo que le espera-. -¡Suerte!-

Veredicto del Juez
All raise Todos de pié. Case number: 04372-004 United States Vs. Pedro Pérez. ¡ Mr. Perez, please remain stand! Sr. Pérez por favor permanezca de pié pronuncio el secretario de la Corte.
This Court… Whereas the Federal Prosecutor, does not have strong and substantial proof and evidences against Mr. Pedro Perez,. …That this person did have committed a serious crime, directly against of the United States, I, do not have jurisdiction to proceed in this case..!

Esta Corte ...., Por cuanto la Fiscalia Federal, no tiene pruebas sólidas y evidencias específicas, en contra del acusado, de que él haya cometido un crimen serio en contra de los Estados Unidos directamente. Yo no tengo Jurisdicción en este caso...! Levantó su martillo y lo depositó con fuerza sobre el cuadro de madera.
El interprete traducía todo esto, pero el no entendía ni siquiera el significado de las palabras, el abogado le dio la mano y un abrazo! Que quería decir esto...? Que estaba libre...? Que era inocente...?
Que estaba pasando...? Un silencio sepulcral....
....The defendant... must be under custody of Immigration and be excluded and removed of United States, and send back to his country. El Acusado debe estar bajo la custodia del departamento de Inmigración, debe ser excluido de ingresar a los Estados Unidos y deportado a su país de origen.

Todo fue tan rápido, que no tuvo tiempo de asimilar, cual era si situación real. El Abogado le explicó, en pocas palabras que el Juez había determinado, que el Gobierno Americano, no tenia un caso concreto en contra de él directamente como acusado. Que Estados Unidos no podía juzgarlo, pues consideraba que la fiscalia no podía basarse solamente en la presunción del delito, y tenían que recopilar pruebas mas sólidas, pero el no quiso darles mas tiempo para preparar el caso, por lo tanto decidió entregarlo a Inmigración para que sea Deportado a su país y excluido de por vida para entrar a los Estados Unidos.
-Es decir... que la fiscalia puede volver a intentar acusarme...?- -La Fiscalia puede apelar le decisión del Juez, pero no creo que lo hagan, pues no les interesa, que usted permanezca en este país!-. –Lo más grave ya pasó....! -Ahora es cuestión de esperar su deportación!

Fue trasladado de inmediato al centro de detención de Inmigración de Krome, en el oeste de Miami. Atrás quedaban varios meses de su vida, y recuerdos ingratos de una encarcelación injusta.

En el mismo Centro de Detención, Un juez lo declaró inadmisible para entrar en los Estados Unidos, y procedió a firmar su deportación, no sin antes advertirle que si regresaba a este país, podría ser encarcelado y enjuiciado por un delito mayor. Se sentía humillado... pero en el fondo estaba contento, pues se había librado de una situación mucho peor.

Viaje de regreso a su país de origen
Pasaron unas dos semanas, hasta que por fin, llego el momento de su traslado al Aeropuerto. No tenia ropa de calle, pues todo lo había regalado a otros internos cada vez que salían, y tuvo que salir de allí con el uniforme color naranja... en un pequeño minibús, con vidrios oscuros y con guardias de Inmigración... fue llevado al Aeropuerto. Allí fue entrevistado por un empleado de Avianca, ni siquiera tuvo tiempo de avisarle por teléfono a su esposa, llegaría ese mismo día a Colombia, le pidió el favor al empleado de Avianca que por favor le avisara a ella. El mismo empleado regresó con un pantalón y una camisa, que evidentemente estaban fuera de su medida, y se veía que estaban usados, el le explicó que algunas veces tenían estas prendas pues era muy común que se presentaran estos casos. Fue llevado al avión por el mismo oficial de custodia, esposado y sujetado por uno de los brazos. El oficial llevaba un sobre de manila con todos los documentos de su deportación y su pasaporte. En la Puerta del avión y delante de todos los pasajeros, le hizo entrega del sobre al Capitán, le quitó las esposas y sin decir una sola palabra, se retiró, sin siquiera pisar el borde de la puerta. A partir de ese momento estaba en territorio Colombiano, ¡ya era un hombre libre!... fue recibido por la tripulación y sentado en una silla en la parte de atrás del avión, el Jefe de cabina, le dio la mano y le dijo –Tranquilo, que ya va para su casa-. –No se preocupe que ya nosotros estamos acostumbrados, ¡son muchos los deportados!-.

Al llegar a Bogotá Colombia, un Detective del DAS (Departamento Administrativo de Seguridad) y un agente de INTERPOL, le esperaban en la puerta del avión.... ¡la pesadilla continuaba....! ¡Hasta cuando...?!

Conclusión:
Esta historia, que puede ser la de cualquier persona, de cualquier país, que figure en la “lista Negra Norteamericana” y de los servicios de Inteligencia de INTERPOL a través del mundo, es una clara muestra de lo que está sucediendo hoy mismo. Cada vez ingresan mas nombres de personas, empresas y países, que tienen algo en común: alguna relación con el crimen internacional organizado. Este caso en particular es patético, un hombre honesto, diáfano, transparente, que enfrenta una de las odiseas mas terribles de su vida. Hasta el momento de escribir este articulo, aún continúa luchando por probar su inocencia, no hay precio para pagar la reputación la perdida, el tiempo que estuvo encarcelado, la separación de su familia, la pérdida de sus amigos y el daño emocional que lo acompañará para siempre.
Todo profesional, Ejecutivo, o Asociado, tiene la misma responsabilidad ante la ley, por eso se deben tomar precauciones, una de ellas es la actualización en los temas del manejo del riesgo en el ejercicio profesional, igualmente, sobre todo lo concerniente a la globalización. En la era actual de las comunicaciones, ya no existenfronteras, y cada vez se hace el mundo más pequeño y las leyes se aplican universalmente.

 

Dr. Danilo Lugo C., Ph.D.
Psicólogo Criminalista, experto en programas de Prevención del Crimen y la Violación de la Ley, Logística e Inteligencia. Dicta Conferencias y Cursos de Actualización para Entidades Oficiales de Aplicación de la Ley, Instituciones y Organizaciones Gubernamentales, Empresas Privadas y Universidades en diferentes países. Miembro Oficial en Funciones de la Federación Norteamericana de Policía. De los Servicios Especiales de Justicia Criminal, y de Prevención y Educación de los EE.UU. De la Comisión de Prevención del Crimen del Estado de Florida USA. Community Relations Dpt. IIF United Nations, New York.

 

U.S. Inter Affairs  - Volver a la página principal -

Estimado Lector; Si nos ha localizado a través de un motor de búsqueda en internet y desea obtener más información:

Por favor copie la dirección de nuestra página principal y visítenos.. Será bienvenido...!

http://www.interamericanusa.com/

Para enviar sus comentarios, por favor escribir a nuestra dirección: info@interamericanusa.com

(Click para enviar correo)